LO QUE SABEMOS

21-09-2015

Gestión del Cambio

Artículos

"LA ÚNICA CONSTANTE ES EL CAMBIO".

Una frase sobre la cual hay mucha discusión sobre su origen y autor. Algunos la atribuyen a Platón, otros a Heráclito, otros dicen que es un proverbio chino o taoísta. Lo seguro es que es muy cierta, principalmente en las empresas y negocios actuales. El ritmo al que se dan los cambios en los mercados actuales es vertiginoso, y las únicas empresas que sobreviven a esto, y aún crecen, son aquellas que se adaptan con rapidez o incluso se anticipan a ellos. Para lograr esto, se requiere contar con una estructura y una cultura organizacional flexibles, que abracen el cambio de forma natural y entusiasta. 

Esto se consigue a través del diseño e implementación de un sistema estructurado de Gestión del Cambio, que prepare a la organización no para adaptarse al cambio, más bien para generarlo, para innovar de forma constante y, lo más importante, pensando siempre en el cliente. Este sistema tiene que ser diseñado a la medida de cada empresa, considerando su visión, tamaño, su cultura actual y su modelo de negocio.

Debe considerar siempre:

> Crear una cultura organizacional propia, entusiasta del cambio y con enfoque al cliente

> Selección, motivación y desarrollo del recurso humano (incluyendo sistema de compensaciones)

> Manejo de información del mercado (businessintelligence) y de sus clientes

> Evaluación y mejora continua