LO QUE SABEMOS

09-09-2015

Reingeniería de Procesos

Artículos

ES UNA METODOLOGÍA A LA VEZ AMADA Y TEMIDA EN LAS ORGANIZACIONES: LA REINGENIERÍA DE PROCESOS.

Amada por todos aquellos que han visto mejoras significativas en su productividad, eficiencia y rentabilidad. Temida por el personal, ya que muchas veces ha conducido a recortes de personal, aunque esto no es su finalidad. La reingeniería de procesos busca incrementar la eficacia y eficiencia de las actividades en una empresa, ya sean procesos productivos, administrativos o de ventas, eliminando actividades que no agregan valor, y eficientizando las que sí lo hacen, logrando una reducción en tiempos y recursos invertidos para lograr el mismo o un mejor resultado. Es importante mencionar que todos los procesos de la empresa deben estar enfocados en el cliente, no sólo en la productividad.

Esta metodología aplica a cualquier proceso que se lleve en una organización, ya que sus principios son generales: analizar cada actividad de un proceso, identificar si agrega valor y es necesaria, eliminar las que no agregan valor, y redefinir las que sí lo hacen, para reducir el tiempo y los recursos necesarios para la ejecución del proceso.

Para aplicar adecuadamente esta metodología, se recomienda recurrir a consultores expertos y, de preferencia, ajenos a la empresa, para que no tengan vicios o ceguera de taller que normalmente tiene el personal interno (también se puede hacer con personal de áreas diferentes a la analizada, aunque generalmente los resultados son menos impactantes que con consultores externos).