LO QUE SABEMOS

20-07-2015

Design Thinking

Artículos

Design Thinking ofrece un marco de pensamiento que permite diseñar soluciones significativas a través de un proceso creativo.

El primer fundamento de Design Thinking es que siempre se inicia con un problema que necesita ser solucionado.

El problema debe ser delineado con pulcritud, teniendo en mente siempre evitar confundir los síntomas del problema con sus elementos.

El resto de los fundamentos de Design Thinking están contemplados en los siguientes cinco pasos:

>Empatía: En este paso se debe trabajar al máximo para tratar de entender completamente la experiencia del usuario para el que se está diseñando. Este paso debe realizarse a través de la observación, interacción y total involucramiento en la experiencia del cliente.

>Interpretación: La información obtenida del paso de empatía debe ser procesada y sintetizada de tal forma que representen el punto de vista del usuario al que estará supeditado el resto del proceso de diseño. Es recomendable que el entregable de este paso sean “Insights” o enunciados que muestren claramente el rumbo que debe tomar el diseño.

>Ideación: En este punto se explorarán las posibles soluciones al problema definido. Es importante forzar el intelecto a encontrar posibilidades que estén más allá de lo obvio.

>Prototipo: Intentar transformar las ideas a una forma física puede ser el filtro principal entre lo que es plausible y lo que no. El prototipo otorgará una visión más clara acerca de la magnitud real de la solución que se está proponiendo.

>Prueba: Exponer el prototipo al usuario permitirá incrementar el nivel de empatía, además de encontrar las diferentes vertientes por las que se debe continuar trabajando el proyecto.